miércoles, 16 de junio de 2010

MATAR A LA VACA

Cuenta una leyenda que un sabio al pasar por una aldea muy pobre fue atendido por una de las más humildes familias. El patriarca le ofreció cobijo y un poco de leche, producto de la única pertenencia que tenían, una vieja vaca. Al día siguiente el sabio y el discípulo todavía sin amanecer se marcharon discretamente, pero antes de abandonar la casa que les había dado cobijo, el sabio mato la vaca.

Su discípulo perplejo le pregunto muchas veces al sabio porque había cometido tal acto de crueldad, quitarle la única pertenencia que tenía esa humilde familia. Nunca le respondió al alumno y este insistió durante mucho tiempo, sin encontrar respuesta. Al año siguiente pasaron de nuevo por la misma aldea y el discípulo del sabio le recordó lo sucedido, éste sin mostrar ningún recelo, pasó por la misma casa que les acogió.

Todo se había transformado, la vivienda humilde era ahora una buena casa y los harapos de sus habitantes se había transformados en buenos trajes y vestidos. El patriarca les recibió con todas las prebendas y manjares que tenían disponibles y el alumno perplejo pregunto por el cambio.

El patriarca respondió que recuerda perfectamente su anterior visita, día en el que algún desalmado les mato su única propiedad, la vaca. Desde entonces tuvieron que enfrentarse a su futuro, al no tener que dejar espacio para la vaca, plantaron en el jardín vegetales que pronto les sobraron y les permitió vender a los habitantes de la aldea, convirtiéndose poco a poco aquella medida contra la adversidad en un prospero negocio. Desde entonces celebran este día como una fiesta, el día en que bendicen al hombre que les mato la vaca y les dio otra oportunidad.



“Este cuento se lo dedico especialmente a mi amigo Rafa por hacerme pensar, como siempre y a todos los que a lo mejor, incluyéndome a mí, tenemos vacas que debemos de sacrificar para poder buscar otras soluciones a los problemas”

5 comentarios:

  1. Todos tenemos nuestra vaca, la cuestión de saber cuando hay que sacrificarla...

    ResponderEliminar
  2. como identificar a la vaca?

    ResponderEliminar
  3. Uno sabe cuál es su vaca, la pregunta es cuándo matarla... y atreverse a hacerlo"
    Existe otro texto relacionado, pero es más largo jaja! "Quién se ha llevado mi queso" escrito por Spencer Johnson

    ResponderEliminar
  4. La onda es identificar esta situación idilica. A veces cree uno que ya toco fondo y es así; pero otras veces te das cuenta que no es el fondo y puedes seguir escarbando para encontrar un tesoro o fincar tu tumba.

    ResponderEliminar